Stay Safe in Japan Update: 21/09/2018, 19:14


More Information

Encuentra el Zen y la belleza en Kenninji, el templo Zen más antiguo de Kioto

Encuentra el Zen y la belleza en Kenninji, el templo Zen más antiguo de Kioto

Kioto 2019.11.01 Bookmark

¿Has oído hablar del concepto budista del Zen? En el templo budista Zen más antiguo de Kioto, Kenninji, puedes aprender más sobre el Zen, así como ver algunas de las obras de arte más bellas de Japón.

Traducido por Expo Japan Mx

Escrito por Hiromasa Uematsu

Pin

¿Ha oído antes acerca del Zen?

Zenshu (禅宗) es una escuela de budismo donde se cree que comenzando con la práctica del zazen (座禅, *1), se puede lograr una comprensión de la verdad mayor.

El Zen es bien conocido en Japón y en toda Asia. Fue la admiración de las prácticas Zen de gente como Steve Jobs de Apple lo que llamó la atención del mundo.

*1 Zazen: una práctica ascética en la que la postura adecuada ayuda a enfocar la concentración mental.

El templo Zen más viejo en Kioto: Kenniji

kyoto_kenninji_20151005a

Se dice que el Zen se originó en China y fue traído a Japón en el siglo XIII. El Zen fue traído a Japón por el sacerdote ascético chino Eisai. Por cierto, Eisai también fue responsable de llevar la cultura y las prácticas relacionadas con el té verde a Japón.

El templo que hoy le presentamos, Kenninji (建仁寺) fue fundado por el sacerdote Eisai. Kenniji, localizado en Kioto, es el más antiguo Zen-dera (templo Zen, *2) en Japón, y fue construido con el fin de promover la enseñanza y el desarrollo de la secta Zen.

*2 Zen-dera: un templo Zen que se enfoca en preservar y enseñar los principios Zen.

Los rasgos del Zen vistos en la sencilla arquitectura y en los jardines

kyoto_kenninji_20151005i

Al visitar Kenninji, la atmósfera de los edificios y los terrenos tiene un efecto inmediato en todos sus sentidos.

Todos los edificios que se encuentran en los terrenos de Kenninji carecen de todo tipo de exhibiciones ostentosas; nada llamativo o estridente en absoluto. El efecto está pensado para que sentir una simplicidad impresionante para revitalizar a los visitantes.

kyoto_kenninji_20151005j

Desde el interior de los edificios, los visitantes pueden apreciar el refinamiento de muchos jardines de estilo japonés. Esto es el jardín Daioen. En este día muchos visitantes se detuvieron para sentarse y meditar en este jardín, representativo del estilo Karesansui (*3).

*3 Karesansui: un jardín tradicional de paisaje seco; formado por piedras y arena para representar el agua y las montañas.

kyoto_kenninji_20151005k

Este es el jardín Choontei. Está rodeado de senderos que permiten disfrutar del jardín desde diferentes ángulos.

*Para poder ver los dos jardines Daioen y Choontei, se debe pagar una cuota de entrada.

Pinturas con tinta china en puertas corredizas

Visitando el mostrador de la recepción y pagando la entrada (500 yenes para adultos, 300 yenes para estudiantes de secundaria y preparatoria), se puede acceder al templo. De este modo, podrás visitar libremente todos los edificios.

Una de las primeras cosas a las cuales debes prestar atención, son las varias fusuma (puertas de papel corredizas) que separan cada cuarto. Hay numerosas suibokuga (pinturas con tinta china) en cada puerta divisoria.

kyoto_kenninji_20151005m

Las pinturas de tinta china se realizan únicamente con tinta y papel. Traídas de China junto con el budismo Zen, estas pinturas experimentaron un desarrollo único en Japón.

Cuando se aplica hábilmente, los tonos claros y oscuros de la tinta generan imágenes muy expresivas de personas y animales; tan extraordinarias que casi no pueden haber sido hechas únicamente con tinta.

kyoto_kenninji_20151005n
kyoto_kenninji_20151005q
kyoto_kenninji_20151005r
kyoto_kenninji_20151005o

Con ilustraciones que van desde los Siete Sabios de la Arboleda de Bambú, hasta pájaros y flores, los fusuma-e (dibujos realizados en las puertas divisorias) de Kenninji, son reconocidos como bienes culturales importantes en Japón.

Las obras de arte sobresalientes de Kenninji, en lugar de ser mantenidas detrás del cristal en las vitrinas, se dejan por fuera tal como están. Por supuesto, cuando visites Kenninji, tómate tu tiempo para apreciar su belleza con tus propios ojos.

¡Se podrían mover en cualquier momento! La famosa pieza “Dios del viento y Dios del trueno”

kyoto_kenninji_20151005p

De la gran variedad de bellas obras encontradas en Kenninji, una pieza en particular sorprende y emociona a los visitantes: la pantalla ilustrada "Dios del Viento y Dios del Trueno" ("Fijin Raijin"). Esto fue hecho por el prolífico artista de la era Edo Tawaraya Sōtatsu.

Esta obra presenta a los dos dioses naturales interconectados uno frente al otro; parecen estar a punto de moverse. Esta obra ha sido copiada por múltiples artistas de todo el mundo y es un tesoro nacional japonés certificado.

kyoto_kenninji_20151005c

En el lado izquierdo, la figura blanca que sostiene las baquetas de un tambor de Taiko es Raijin, el Dios del Trueno. Está pintado con un agudo sentido rítmico. La expresión humorística de su rostro transmite un aire de familiaridad al espectador.

kyoto_kenninji_20151005d

A la derecha, la figura de piel verde que sostiene la bolsa blanca abierta es Fūjin, el Dios del Viento. La bolsa que lleva es de donde viene el viento. El movimiento de sus piernas está tan bien ilustrado que parece como si estuviera a punto de correr a través de la pantalla.

No hace falta decir que no puedes tocar esta pieza. Sin embargo, puedes verlo de cerca y sin obstrucciones si visita Kenninji.

La sala de conferencias está abrumada por los “Dragones Emparejados”

kyoto_kenninji_20151005l

La obra de arte más grande de Kenninji es la tenjoga (pintura decorativa del techo), que se encuentra en la sala de conferencias principal del templo. Esta obra se encuentra a poca distancia de la estatua de Buda que se encuentra en la sala. Atravieza la sala de conferencias hasta el pasillo exterior y luego diríjete al segundo edificio.

kyoto_kenninji_20151005g

¡Mira! Extendida a través de todo el techo está la ilustración Soryu (los Dragones Emparejados). Esta es una pieza comparativamente nueva, habiendo sido terminada e instalada en 2002, pero gracias a la vivacidad de la representación, ya se ha convertido en la pieza central del Templo Kenninji.

Aprende preceptos Zen en su clase

kyoto_kenninji_20151005f

Finalmente, mientras estés en Kenninji, por qué no tomar parte en una clase donde puedes experimentar personalmente las enseñanzas del Budismo Zen.

Si quieres probar algo único, puede que te interese "Shakyo Taiken", donde puedes participar en la práctica de la transcripción de sutras budistas. El precio de esta experiencia es de 1,000 yenes y toma unos 45 minutos completarla. No se requieren reservaciones para esta experiencia, por lo que aquellos que deseen probar a copiar los sutras deben preguntar en la recepción cuando visiten el lugar.

Aunque los tiempos son limitados, también hay disponible una clase sobre la técnica de zazen (Zazen koza). Esta clase tiene lugar a las 8:00 de la mañana del segundo domingo de cada mes, no tiene costo de entrada y no requiere reservación. La experiencia de zazen termina aproximadamente a las 10:00 de la mañana. Si tienes el tiempo, entonces visitar Kenninji por su arte y jardines y participar en cualquiera de estas experiencias es algo que no debes perderte.

Información

Templo Kenninji

Dirección: Kioto, Kioto, Higashiyama, Komatsucho 584
Horario: del 1 de marzo al 31 de octubre: 10:00 ~ 16:30 (las puertas cierran a las 17:00 horas) / Del 1 de noviembre al 28 de febrero: 10:00 ~ 16:00 (las puertas cierran a las 16:00 horas)
Wi-Fi: -
Tarjetas de crédito: -
Otros idiomas: panfletos disponibles en japonés, inlgés, chino, coreano, alemán y francés.
Estación más cercana: línea Keihan, estación Gion Shijō (祇園四条駅) o línea Hankyū, estación Kawaramachi (河原町駅).
Acceso: 7 minutos a pie desde la estación Gion Shijō o 10 minutos a pie desde la estación Kawaramachi.
Precios: 500 yenes para adultos, 300 yenes para estudiantes de secundaria y preparatoria.
Religión: budismo
Número de teléfono: 075-561-6363
Página web: Kenninji Temple

Este artículo se basa en la información recibida directamente del establecimiento durante una visita en invierno. Tome en cuenta que puede haber cambios en la mercancía, servicios y precios que se muestren después de la publicación de este artículo. Para consultas, por favor contacte directamente con el establecimiento antes de visitarlo.
Pin